Dueños de garajes protestan frente a la Legislatura por la veda de autos en el centro



Según los comerciantes, se perderían 2000 puestos de trabajo. El proyecto plantea volver peatonales 315 calles.

Los dueños de los garajes porteños protestan frente a la Legislatura porteña en contra de un proyecto de la legislatura que propone ampliar la restricción vehicular a gran parte del centro porteño. Además, numerosos locales de la ciudad cerraron sus puertas para mostrar su malestar.

La propuesta, impulsada desde la Secretaría de Transporte y aún en discusión, busca extender, a partir de marzo próximo, las áreas peatonales vigentes. Así, prohibirá la circulación de autos particulares (el 58% del volumen diario), de 9 a 18 durante los días hábiles, en zonas de alta concentración de gente, como el Casco Histórico, Tribunales y Retiro, y cuadras menos pobladas, como Congreso y San Telmo.

En caso de avanzar en comisión, tratarse y aprobarse en la Legislatura, esta tercera etapa del plan de peatonalización limitará, en dicha franja horaria, el ingreso de vehículos en un radio de 315 calles (hoy son 86 las afectadas), y exigirá al conductor tramitar un permiso especial anual que acredite residencia o cochera para transitar libremente.

Según Eduardo Sánchez, titular de la Cámara de Garages, Estacionamientos y Actividades Afines (Cagesra), “si se aprueba la medida, deberán cerrar sus puertas la mayoría de los 400 establecimientos que trabajan en la zona de exclusión, y muchos que están en los barrios aledaños”. Esto significaría, según el dirigente empresario, la pérdida de 2000 puestos de trabajo.