En el día de hoy fueron detenidas nueve personas acusadas de integrar una banda que se dedicaba a la venta de estupefacientes en localidades del conurbano bonaerense y en barrios de la Ciudad de Buenos Aires, informó el Ministerio de Seguridad.

El procedimiento se dio en el marco del desprendimiento de una causa por la cual en noviembre de 2017 se logró desbaratar una banda narco que operaba en Villa Loyola, partido bonaerense de San Martín.

La investigación permitió identificar al proveedor de la organización criminal, que estaba asociado con una pareja, quienes a su vez tenían vínculos con otras personas que se dedicaban a la comercialización de estupefacientes y al transporte de drogas a distintos puntos del país.

DESBARATAN UNA BANDA NARCO QUE OPERABA EN EL CONURBANO Y EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES.

Luego de varios meses de vigilancia y seguimiento realizados por miembros de la División Operaciones Federales de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina (PFA), se determinó que se iba a concretar el traslado de varios kilos de cocaína a través de dos vehículos, uno de advertencia y el otro con la carga.

De acuerdo con lo informado por el Ministerio de Seguridad, hoy los policías sorprendieron a los narcos en una estación de servicio ubicada en el cruce de las rutas 34 y 50, en la ciudad salteña de Pichanal.

Con la ayuda de un perro detector de narcóticos, los agentes encontraron ladrillos de cocaína ocultos en el tanque de combustible y en el panel del portón del baúl de uno de los autos.

Gracias al procedimiento, se secuestró cocaína de máxima pureza y los cuatro ocupantes de los vehículos quedaron detenidos.

Una vez finalizado ese operativo, el Juzgado Federal de Tres de Febrero, a cargo de Juan Manuel Culotta, ordenó once allanamientos simultáneos que se realizaron en las localidades bonaerenses de William Morris, Francisco Álvarez, Moreno, González Catán, Ciudadela, Lobos, Hurlingham y Merlo, y en el barrio porteño de Villa Lugano.

Como resultado del procedimiento, se detuvo a los restantes miembros de la banda y se secuestró clorhidrato de cocaína, marihuana, dinero en efectivo, teléfonos celulares, vehículos y otros elementos de prueba para la causa. Los nueve detenidos quedaron a disposición del juez Culotta por infracción a la Ley 23.737