La protesta es llevada adelante por un grupo de maestros que aseguran haber sufrido robos violentos y se vieron forzados a dejar de asistir.


Más de diez escuelas situadas en la localidad bonaerense de Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, no dictaban hoy clases debido a una protesta de los docentes que se quejan de la sucesión de “robos violentos” en la zona.

Así lo informó el secretario general de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA), Miguel Angel Díaz, quien explicó que los educadores “se vieron forzados a dejar de asistir” a esos colegios porque “la situación es insostenible”.

La decisión fue tomada en la tarde de ayer por los docentes en asambleas y comunicada a los padres de los alumnos por carteles manuscritos colocados en los edificios escolares.

“Hubo robos violentos y hasta tuvimos compañeros internados en hospitales”, expresó el jefe sindical y detalló que la inseguridad derivó en la ausencia masiva de los docentes en “más de diez escuelas” de un “corredor” de la localidad del noroeste del partido de Lomas de Zamora, al sur del Conurbano.

“Las clases están suspendidas hasta que se garantice la seguridad”, finalizó Díaz.




Comentarios