Los ladrones sorprendieron a Dionisia Ponce, de 82 años, y a su esposo, Juan Lorenzo Guzmán, de 83, mientras dormían.


Un matrimonio de jubilados fue asaltado en su casa de la ciudad bonaerense de Balcarce, donde una de las víctimas le pidió a un ladrón que la matara ante la amenaza de que le iba a cortar un dedo o una oreja.

“Plata no tengo, así que antes de lastimarme, directamente matame. Mirá, ahí tengo un andador para desplazarme. Si me lastimás, seguramente no podré caminar. Te pago con la vida, porque plata no tengo. No me dijo más nada”, contó Dionisia Ponce, de 82 años, sobre su diálogo con el delincuente.

Según su relato, el asaltante, momentos antes, la amenazaba con un cuchillo y le advertía: “O me das el dinero o te corto la oreja o un dedo”.

El hecho fue cometido en la madrugada del domingo en una casa de la calle 24, entre 7 y 9, donde irrumpieron dos encapuchados, armados con cuchillos, tras violentar de un golpe la puerta de calle.

Tras las amenazas, huyeron con un cuchillo de plata y una rastra con 18 monedas de oro incrustadas.






Comentarios