Vanesa Segovia explicó cómo fue el momento del ataque y remarcó que "no quiere volver a la escuela" tras el incidente. 


Vanesa Segovia, la docente agredida en Tigre por la madre de un alumno, afirmó hoy que no quiere “volver a la escuela” tras el incidente del viernes pasado, y lamentó que los maestros están “naturalizando los maltratos que sufren a diario”.

“Esto me va llevar un tiempo trabajarlo, los docentes no estamos preparados para esto, nadie sabe qué hacer. La señora me pegó una cachetada, pero me podría haber pegado un tiro o clavado un cuchillo. Esta persona tiene antecedentes penales y no estábamos informados“, expresó la maestra.

El viernes, una mujer identificada por la comuna como Eliana Cecilia Romero insultó y agredió a la docente en la escuela 46 de El Talar, partido de Tigre, hecho que fue filmado y se volvió viral en las redes sociales.

Amo mi trabajo. Elegí siempre trabajar en esta comunidad, no soy de ese barrio, pero conozco mucha gente, pero no quiero volver a la escuela, tengo miedo de cruzarme con esa persona, esa señora me amenazó, además de haberme gritado e insultado delante de su propio hijo“, relató Segovia esta mañana a Radio con Vos.

Lamentablemente, estamos expuestos, sufrimos maltratos a diario. Lo más triste es que lo estamos naturalizando, pero los docentes no estamos preparados para esto, nadie sabe qué hacer. Una señora me pegó una cachetada, pero me podría haber pegado un tiro o clavado un cuchillo. Esta persona tiene antecedentes penales y no estábamos informados“, señaló.

Al explicar qué desencadenó el incidente, la maestra relató que “el horario de salida de los chicos es a las cinco de la tarde”, momento para el cual la madre no estaba presente.

“Después de intentar varias veces comunicarme con ella, logro que atienda mi llamada con otro número. Se despacha conmigo diciendo que no lo iba a ir a buscar, si quería quedarme con el nene que me quede, porque ella estaba tomando mates. Como corresponde, damos aviso a la comisaría“, mencionó.

“Fue un terrible momento. Cuando mostró tanta agresividad, una compañera mía grabó el momento. El nene es el único al que dejan olvidado en la escuela, un pobre chico abandonado, tenemos que estar llamando a la mamá para que lo venga a buscar. Es tristísimo esto. Yo no le pedía nada más que busque a su hijo”, lamentó, entre sollozos.






Comentarios