La distribuidora energética invirtió $183 millones en mejoras en la subestación Gerli.


La distribuidora energética Edesur duplicó hoy la potencia de la subestación Gerli, ubicada en el partido bonaerense de Lanús, e invirtió $183 millones para mejorar el servicio eléctrico a 76 mil clientes de la zona sur del conurbano bonaerense.

“Esta obra es parte de nuestro plan de inversiones: nos hemos comprometido a invertir más de $15 mil millones en los próximos cinco años y así lo estamos haciendo. Con obras concretas que irán mejorando la calidad del servicio que brindamos a la gente”, remarcó Maurizio Bezzeccheri, director de Enel Argentina, compañía controlante de Edesur.

La obra consistió en la instalación de dos nuevos transformadores de 80 megavatios (MVA), que reemplazan a otros dos de 40, duplicando así la potencia de la subestación. Además, se instaló un nuevo tablero de control de media tensión, 10 nuevos cables alimentadores y se tendieron 39 kilómetros de cable.

Trabajos similares fueron realizados en los barrios porteños de Caballito y Santa Rita, y en la localidad bonaerense de Quilmes. Esta importante inversión es una muestra más del compromiso que el Grupo Enel tiene con el país”, destacó Bezzeccheri.


En esta nota:

Politica




Comentarios