El joven había ido a la comisaría junto al otro conductor, y allí salió a la luz un pedido de secuestro del vehículo.


En la intersección del Pasaje Gutiérrez y La Paz, en Bariloche, un joven de 30 años chocó contra un auto. Al salir ambos ilesos, se dirigieron a la comisaría número 28 para radicar la denuncia correspondiente.

Una vez en la dependencia, mostraron los papeles requeridos para dejar asentado lo ocurrido. Hasta allí, algo que no resulta fuera de lo común, si no fuese porque la moto en la que desplazaba el individuo era robada.

Si bien el muchacho contaba con el seguro, la detección de este hecho bastó para que los oficiales procedan con el protocolo correspondiente a estos casos.

Al momento de constatar los datos del vehículo, surgió la irregularidad, según informó Bariloche2000. Fue ahí cuando notificaron al joven de la situación, y procedieron a iniciarle una causa por presunto encubrimiento.






Comentarios