El joven de 33 años había ingresado al hospital Ramón Carrillo con un pulmón perforado el domingo a la madrugada, en estado crítico.


Durante la madrugada del domingo, un joven había ingresado al hospital Ramón Carrillo de Bariloche, tras recibir una puñalada que le perforó el pulmón por parte de su pareja. Según personal de allí, el estado del mismo era crítico. Este martes, finalmente falleció.

El lunes, la fiscal Betiana Cendón formuló cargos contra la mujer que se encontraba en una relación con la víctima. Sin embargo, la muerte de este obligará a que se cambie la carátula del caso.

Según la reconstrucción de los hechos que la funcionaria realizó, la acusada habría propinado insultos al muchacho, quien la ignoró y se quedó dormido en el sillón donde se encontraba, durante un asado con sus amigos. Tras caerse al piso, esta procedió pateandole la cabeza repetidas veces, para luego tomar un cuchillo e insertárselo en la zona del hemitorax izquierdo.

Sesión donde se imputó a la única acusada del crimen (Foto: Bariloche2000).

Esto le produjo un shock hipovolémico, que derivó en su internación. Primeramente el delito fue por lesiones graves agravadas, aunque como consecuencia de la muerte del apuñalado, es de esperarse que evolucione a cargos por homicidio, también agravado por el vínculo.

La presunta victimaria realizó su descargo: ”Me acusan de algo que yo no hice”. Explicó además que en sus cuatro años de relación existieron varios episodios de violencia de género, y adjudicó lo ocurrido a un tercero que había en el lugar, según Bariloche2000.

Luego, se la trasladó al Cuerpo Médico Forense para que evaluen las heridas sufridas a raiz de la agresión por parte de otro de los allí presentes. Además, se dispuso la aplicación de una tobillera eléctrica hasta julio, con la intención de que no entorpezca la investigación, y ante el miedo que testigos afirman tenerle.





Comentarios