Se conoció la pericia que podría complicar la situación procesal de Zúñiga, acusado de matar a un joven de 21 años en un accidente.


El fiscal Cristian Aguilar, confirmó que el conductor borracho, Pablo Javier Zuñiga, que atropelló y abandonó a su víctima, Leandro Nuñez, en 17 de mayo al 1700, iba a casi 100 kilómetros por hora.

El fiscal solicitó que se convierta la aprehensión en detención y lo imputa por Homicidio Culposo Agravado, con una pena que podría ir de los 3 a los 6 años de prisión. Por su parte Zuñiga se negó a declarar.

Cabe destacar que la velocidad máxima permitida en ese sector es de 40 kilómetros por hora con la cartelería que allí lo menciona.

El Juzgado deberá definir si le concede la libertad al imputado o finalmente se convertirá en detención.




Comentarios