Desde que julio comenzó, los casos de coronavirus en Bahía Blanca han aumentado exponencialmente. A fines del mes de junio, la ciudad llegó a los 100 infectados y en tan solo 30 días, quintuplicó esa cifra.

El Secretario de Salud Municipal, Pablo Acrogliano, aseguró que la pandemia "evoluciona como estamos esperando" y explicó que la suba en los contagios es producto del incremento en los testeos y la ausencia de noción de riesgo en algunos bahienses que han obviado la prohibición de las reuniones sociales y familiares.

"En las próximas cinco o seis semanas vamos a experimentar un ascenso en la pendiente de la curva (de contagios) producto de la activación de una nueva etapa en la estrategia de la vigilancia activa", señaló el funcionario local, haciendo referencia a la puesta en marcha del plan DetecAr en Bahía Blanca.

En virtud de ello, el Jefe del Departamento de Epidemiología, Ezequiel Jouglard, indicó que el trabajo comenzará hoy lunes en la zona cercana al Centro de Salud "Leandro Piñeiro", situado en Vista Alegre.

Con el correr de los días, el plan se trasladará a Ingeniero White y el barrio San Dionisio.