En los últimos días, sucedieron tres hechos parecidos en la misma zona. La mecánica se repite en cada uno de los robos: abren los portones y se llevan lo que hay adentro.


En los últimos dias un mismo barrio azuleño fue víctima de tres robos con una misma modalidad: entran por el garaje y se llevan distintos rodados ya sean bicicletas, autos o motos.

El jueves pasado, 3 de octubre, Claudia Disavia notó que del garaje de su casa ubicada en Guaminí y Rauch le faltaba su bicicleta. Aún no sabe de que manera lograron entrar pero el hecho es que la bicicleta sigue sin aparecer. De todo lo que había en el garaje solo se llevaron la bicicleta marca VAIRO, incluso había otra bicicleta de menor valor, pero los ladrones solo eligieron el rodado que tiene un alto precio.

En la madrugada del jueves ocurrió algo parecido en una casa ubicada en Guido Spano al 800 cuando delincuentes forzaron el portón del garaje y se llevaron un auto Peugeot 208 blanco y una moto, la cual sigue sin aparecer. También de la casa vecina a la de Claudia faltó del garaje una bicicleta.

Vía Azul dialogó con Claudia y ella nos relató como fue lo ocurrido. “Ayer jueves al mediodía le pregunto a mi hijo por la bici y me dice debe estar en el garaje y le digo que no está. La bicicleta estaba guardada en el garaje, el dia anterior estaba así que alguien entró al garaje. Es una bici carísima pero mas allá de eso lo que queremos saber es por donde entraron” contó la mujer.

Siguiendo con el relato contó que “esa mañana, alrededor de las 8, antes de sacar el auto, abro la puerta que va del garaje al patio y veo que en la casa de al lado, que no vive nadie, estaban cortando el pasto. Si alguien quisiera saltar la pared hacia mi patio podría hacerlo porque justo ahÍ esta mi parrilla. La puerta si bien estaba con llave, tenia la llave puesta, hay un ventanal con reja pero las ventanas no están trabadas entonces tranquilamente podrían correr la ventana, meter la mano y abrir la puerta y sacar la bicicleta. Esa sería una posibilidad, que haya ocurrido durante la mañana cuando mis hijos estaban durmiendo”.

“Otra posibilidad seria que durante la noche hayan entrado por adelante, por el garaje, que estaba cerrado con llave y se la hayan llevado por ahí. Lo que mas me preocupa es que de una manera u otra entraron a mi casa habiendo gente, o mis hijos o yo, pero todavía no tenemos claro de que manera lo hicieron, y lo único que se llevaron fue la bicicleta del garaje” relató Claudia a Via Azul.

La denuncia ya está hecha pero el tema es que la bicicleta, al igual que la moto robada dias antes en un domicilio en la misma manzana, sigue sin aparecer. 




Comentarios