Tenía 72 años y las causas de la muerte fueron naturales


La policía de la localidad de Porteña recibió un llamado al 101 de parte de vecinos que decían percibir olores nauseabundos en una vivienda ubicada en calle C. Boetschel el lunes 7 por la madrugada. Los efectivos policiales llegaron al lugar y luego de forzar la puerta encontraron a un hombre sin vida en estado de alta descomposición.

Según fuentes constataron que el hombre era de apellido Insaurralde y tenía 72 años de edad. Los uniformados ingresaron al domicilio y al revisar no encontraron signos de violencia o desorden. Se preservó la escena del crimen para que Medicina Forense realizara los examenes correspondientes. Luego de la autopsia confirmaron que la muerte fue por causas naturales.






Comentarios