El hombre de 63 años está internado por un delicado estado de salud


La detención ordenada por el fiscal de instrucción Alejandro Acuña pesa sobre un hombre de 63 años identificado como J.R.G. Está acusado de ser quien presuntamente abusó tiempo atrás tanto de su hija como de su nieta hoy mayor de edad.

El jubilado presenta un delicado estado de salud y tendría inconvenientes para movilizarse por sí solo y por esa razón es que se lo internó en el Hospital Municipal “Dr. José Sauret” de la ciudad de Morteros. Una vez que el Fiscal lo indague será alojado en la cárcel.

La denuncia en contra del hombre fue radicada por su propia hija, quien se habría presentado en la Unidad Judicial en donde informó lo ocurrido. Acuña imputó al hombre por “abuso sexual gravemente ultrajante”.

Fuente: Radio Belgrano Suardi​






Comentarios