Ocurrió en la noche del miércoles. El policía advirtió que una pareja había escondido entre su ropa bebidas y productos de limpieza.


Gastón Ebel, un efectivo policial de San Francisco, se encontraba de franco cuando, en la noche del miércoles, ingresó al Maxikiosco “Don Orione” y evitó un hecho de hurto.

El oficial, que en ese momento estaba de civil, observó cuando una pareja escondía elementos entre sus ropas, abonando solo en la caja una etiqueta de cigarrillos y un encendedor.

Inmediatamente, dio aviso y con colaboración de personal del Comando de Acción Preventiva (CAP) y se procedió a la identificación. Efectivamente encontraron entre su ropa 1 máquina de afeitar, 1 paquete de velas y 1 un producto Cif limpiador y 2 botellas de fernet marca Branca.

Los ladrones, de 26 y 38 años, con domicilio en San Francisco, fueron aprehendidos y trasladados a sede policial.






Comentarios