A casi dos años de asumir, Alberto Fernández sigue manteniendo su alianza con la CGT y otros sectores sindicales, sociedad que será ratificada el lunes 18 de octubre, con una movilización para conmemorar el Día de la Lealtad. El Presidente recibió a los representantes de distintas delegaciones sindicales.

//Mirá también: Alberto Fernández se reunió con autoridades de la CGT en la Casa Rosada

El encuentro fue celebrado en la Casa Rosada, y la razón de la convocatoria fue la presentación del proyecto de ley que crea “comités mixtos” en las empresas con más de cien trabajadores, con el objetivo, se dijo, de “evitar los accidentes y afirmar el derecho a un ambiente laboral seguro y saludable”.

Fernández estuvo con los ministros Claudio Moroni (Trabajo) y Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres, Géneros y Diversidad). “No hay que demorar más tiempo en resolver estas cosas que deberían estar resueltas en el siglo veintiuno”, dijo el Presidente, al anunciar el envío del proyecto de ley al Congreso.

Por la CGT estuvieron los secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña, Antonio Caló (UOM), Noemí Ruiz (Moda), Andrés Rodríguez (UPCN) y Gerardo Martínez (UOCRA). Por una de las CTA, estuvo el diputado nacional Hugo Yasky (candidato a reelegir); Ricardo Peidró representó a la CTA-Autónoma. La mayoría de ellos participará el 18 de octubre del acto frente al Monumento al Trabajo.

Héctor Daer (de histórica relación con Fernández) valoró el proyecto.

“El diálogo entre trabajadores y empresarios es el camino a la asignación de derechos y mejores condiciones laborales”, dijo Daer. De inmediato aludió a un punto que fue puesto en debate en la campaña de las PASO: “no se habló de eliminar indemnizaciones o de flexibilizar las condiciones de despido”, afirmó.

La marcha del 18 de octubre (a la que adhiere el PJ nacional) no solo buscará reafirmar el apoyo sindical al presidente Fernández tras la mala performance del Frente de Todos en las PASO y de cara a las elecciones legislativas del 14 de noviembre. La CGT exhibirá en la calle la confirmación del acuerdo interno alcanzado entre la actual conducción y los distintos sindicatos que componente “el moyanismo”, y que se cristalizará el 11 de noviembre, cuando se elijan las nuevas autoridades.

“La nueva conducción de la CGT va a ser la unidad absoluta del movimiento obrero”, ha dicho Daer, que viene de reunirse con Pablo Moyano y otros referentes del Frente Sindical para el Modelo Nacional. El sindicalismo peronista unido se traducirá en la creación de un triunvirato para la CGT. Si las negociaciones avanzan, Daer, Caló y Pablo Moyano serán los próximos secretarios generales.

Tras el acto en el Eva Perón, Andrés Rodríguez y Gerardo Martínez fueron hasta la oficina del ministro del Interior, Wado de Pedro. Conversaron sobre las distintas iniciativas dirigidas a transformar los planes sociales en empleo formal, pasos ya dados para los trabajadores rurales, y que en lo inmediato seguirá en la construcción. Hoy, precisamente, los movimientos sociales (que reúnen a muchos beneficiarios de planes) harán un plenario en Nueva Chicago en apoyo al presidente Fernández.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.