Reutemann, contra Cristina: “Le dejó a Macri un paquete con un moño rosado, una bomba”



El senador nacional por Santa Fe enfatizó también en que él hubiese sido más duro con "lo que dejaron bajo la alfombra" tras el gobierno kirchnerista.

El senador nacional por Santa Fe Carlos Reutemann afirmó hoy que la exmandataria Cristina Kirchner le dejó al presidente Mauricio Macri “un paquete con un moño rosado, una bomba para que vuele por el aire”.

En una entrevista que publicó el diario Clarín, el excorredor de Fórmula 1 y dos veces gobernador de Santa Fe, evaluó al Gobierno y contrapuso la posibilidad de que “o volvemos para atrás, a lo que vivimos 12 años, o pese a tener problemas, apostamos para adelante”.

Reutemann puntualizó que Macri “subió con un rumbo, las medidas se demoraron y se le vino encima la elección. Yo hubiese sido más duro en denunciar lo que dejaron bajo la alfombra. La obra pública, cuánto va a piqueteros. Se han afanado computadoras, no le pagaron a uno y a otro”.

“Hay gente que siente que el Estado es un barril sin fondo. El Estado grande es lindo pero cuando te quedás con gran parte de lo que se llevaron con la corrupción, ese es la plata de todos”, consideró Reutemann en su primera entrevista tras atravesar una larga convalecencia en los Estados Unidos, donde fue operado por un tumor en el hígado.

El exgobernador santafesino dijo también que “venimos de una época de consumismo de autos, TV, viajar -ahora están viajando como locos- pero las tarifas hay que ajustarlas. No podés pagar lo que pagás de gas. Y a la gente no le gusta”.

Ante una consulta sobre si apoyará a Cambiemos en las elecciones legislativas de octubre próximo, respondió: “Depende de lo que pida el presidente. Pero a la UCR (de Santa Fe) no la miro con buen ojo porque en el 2015 me cortaron la boleta, tiraron mi parte a la mierda”.

Reutemann volvió luego sobre la resistencia a las medidas del Gobierno: “A mí me parece que el ajuste es inevitable. Hay gente que no, y se metió en la política, los cortes de calle, las huelgas. Tanta gente no habló en 12 años, y ahora habla todo el día”, concluyó.