Otro pasajero intentó alertarlo pero el hombre no llegó a subir. El video se volvió viral.


Un hombre subió al tren con una mecedora en brazos y un bebé muy pequeño durmiendo en su interior. Tras dejar todas sus pertenencias en un asiento del vagón -incluído su hijo- decidió salir a fumar un cigarrillo. Pero el tren cerró sus puertas, inició su marcha y se fue de la estación.

El sorprendente momento sucedió el 12 de enero en Cleveland, Estados Unidos, y quedó filmado por las cámaras de seguridad. En el video se ve como otro pasajero que estaba sentado en el vehículo intenta avisarle al hombre que el tren está por salir. 

En cuestión de segundos, el tren había abandonado la estación Wildermere de Cleveland. Desesperado, el padre golpeaba las ventanas desde afuera y el pasajero trataba de abrir las puertas desde adentro. Pero nada sirvió.

La solución llegó un rato más tarde, cuando el joven logró alertar al conductor de la formación y logró que regresara a la estación para que el padre y su hijo pudieran reencontrarse.






Comentarios