Tomás Andrade tiró una masita con el arco libre y el arquero Lucas Acosta, que ya estaba vencido, la terminó sacando.


River se erró un gol insólito sobre el final del partido que le ganó 2-1 a Belgrano por la fecha 17 del Campeonato de Primera.

Tras agarrar mal parado al Pirata, Tomás Andrade quedó con el arco libre, pero tiró un masita y el arquero Lucas Acosta, que ya estaba vencido, la terminó sacando.

El habilidoso juvenil se fue de la cancha llorando.

[[KVID:0_otqlri69]]


En esta nota:

Fútbol argentino River


Comentarios