El operativo de búsqueda trabaja sobre cuatro posibilidades para encontrar al jugador del Cardiff City y al piloto.


Los servicios de rescate de Guernsey reanudaron este miércoles la búsqueda del avión en el que viajaba el jugador argentino del Cardiff City Emiliano Sala y que desapareció en el Canal de la Mancha.

Hemos reanudado la búsqueda. Dos aviones están despegando y buscarán una área específica donde creemos que tenemos más probabilidades de encontrar algo, basada en una revisión de las corrientes y el tiempo desde que (el aparato) desapareció”, señaló la Policía de Guernsey en su cuenta de Twitter.

“También se examinarán desde el aire las zonas costeras en torno a Aurigny, así como las rocas y las islas”, agregaron los responsables de la fuerza de seguridad, que habían interrumpido las operaciones antes de la noche.

El monomotor Piper PA-46 Malibu, en que se encontraban el jugador argentino de 28 años y un piloto, desapareció de los radares a unos 20 km de Guernsey el lunes durante el trayecto entre Nantes, en Francia, y Cardiff, en Gales.

El control aéreo de la isla de Jersey precisó que la avioneta, que volaba en un primer momento a 5.000 pies de altitud, había solicitado descender y se desplazaba a 2.300 pies antes de que se perdiera su pista. También se supo que antes del despegue la nave tuvo fallas.

Sala, de 28 años, y un piloto viajaban desde Nantes (Francia) a Cardiff cuando se perdió la comunicación con la aeronave en el momento en el que cruzaban el Canal de la Mancha.

El operativo de búsqueda trabaja sobre cuatro posibilidades:

– Que el avión haya aterrizado en algún lugar y el piloto y Sala no se hayan puesto aún en contacto. 

– Que la avioneta hiciera un amerizaje en el agua y los dos fueran recogidos por un barco. 

– Que tras un posible amerizaje hubieran abordado el bote salvavidas que tenía la avioneta o que el aparato se hubiera destruido al estrellarse en el mar.

– Que el avión se estrelló con el agua, dejándolos en el mar.

Al parecer, el jugador se comunicó con amigos a los que había expresado su temor por subirse a la avioneta por las turbulencias que había experimentado en el vuelo previo desde Cardiff a Nantes. 

“Estoy acá arriba del avión que parece que se está por caer a pedazos y me estoy yendo para Cardiff”, dice quien supuestamente sería Sala en el audio de WhatsApp, y continúa: “Si en una hora y media no tienen novedades mías, no sé si van a mandar a alguien a buscarme porque no me van a encontrar, pero ya saben. ¡Papá! Qué miedo que tengo”, pedía supuestamente el delantero.

En las últilas horas, la modelo Berenice Schkair, exnovia del futbolista pidió que investiguen a “la mafia del fútbol”. “No creo en este accidente”, aseguró.






Comentarios