El Defensor del Pueblo bonaerense se ofrece como mediador en el conflicto docente



Guido Lorenzino ofreció al organismo para que las partes lleguen a un acuerdo en "un ámbito neutral de diálogo, respeto y consenso".

El Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, ofreció al organismo que conduce como posible ámbito para un diálogo entre el gobierno bonaerense y los gremios docentes que permita “acercar posiciones” y encontrar “una resolución pacífica” al conflicto que afecta desde el inicio del ciclo lectivo el normal desarrollo de las clases.

“La propuesta mediadora de la Defensoría intenta propiciar un ámbito neutral de diálogo, respeto y consenso para alcanzar un equilibrio de intereses y una resolución pacífica”, concluyó Lorenzino en un comunicado.

Allí, consignó que le envió una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal y al titular de Suteba, Roberto Baradel, con su ofrecimiento, tendiente a “superar los obstáculos que derivaron en la excesiva prolongación del conflicto docente, que afecta los derechos de los niños y padres que utilizan el servicio de educación pública y a los trabajadores a tener un salario digno y condiciones laborales adecuadas”.

“Propongo que la Defensoría del Pueblo sea el ámbito que propicie el entendimiento que necesitan los bonaerenses en estos momentos”, manifestó en la carta que hizo trascender a la prensa.

En ese marco, sugirió que la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires podría ser el ámbito que “permita el diálogo entre el Gobierno y los gremios docentes para acercar posiciones y encontrar soluciones satisfactorias teniendo en cuenta los derechos de los alumnos a recibir una educación pública de calidad y los derechos de los trabajadores de la educación de tener un salario digno y condiciones laborales adecuadas”.