El plantel homenajeó a los fanáticos que pasaron horas alentando en la puerta del hotel donde concentra el millonario.


Los jugadores de River dejaron sus habitaciones del hotel en el que se hospedan en Madrid, a hora de la gran final de la Copa Libertadores ante Boca y salieron a la calle a saludar y aplaudir a los fans que alientan desde la puerta.

Desde el domingo a la mañana, cientos de fanáticos de River se congregaron en el hotel y acompañaron desde ahí a su equipo, que dentro de pocas horas podría convertirse en el próximo campeón de la Copa Libertadores.

El sábado los hinchas habían hecho un banderazo en Madrid para mostrar su apoyo.






Comentarios