Roberto Tobar le regaló un pulgar hacia arriba a la cámara y renovó la esperanza de los argentinos.


Así como ayer fue tajante y aseguró que el partido no podía jugarse, hoy Roberto Tobar, el árbitro del encuentro entre Boca y River por la final de la Copa Libertadores confirmó que la cancha está en buen estado para jugar.

La confirmación no fue en un comunicado oficial, ni rodeado de cámaras. Tobar fue captado cuando temrinaba de revisar el campo de juego y con un gesto de pulgar hacia arriba dejó sellada la noticia del día: a las 16 del domingo hay megafinal entre River y Boca.






Comentarios