"No hay paro", sentenció Omar Maturano, secretario general del gremio La Fraternidad.


La cúpula de la CGT resolvió este jueves por la tarde dejar sin efecto el quinto paro general contra el presidente Mauricio Macri por las negociaciones que se llevan adelante para otorgarle un bono de hasta $5.000 a los trabajadores del sector privado y para poner en marcha un mecanismo que limite los despidos.

“No hay paro”, sentenció ante VíaPaís Omar Maturano, secretario general del gremio La Fraternidad, al término de la reunión del Consejo Directivo de la central obrera.

Así confirmó la decisión de los jefes cegetistas de frenar la medida de fuerza que habían anunciado para fines de noviembre.

La nueva postura de la CGT se explica por las negociaciones entre Héctor Daer y Carlos Acuña (integrantes del binomio que conduce la confederación) con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y con los representantes de las principales cámaras empresariales para establecer el pago de un adicional para compensar a los trabajadores ante el desplome del poder adquisitivo.






Comentarios