El ministro del Interior se refirió a los cuatro extranjeros detenidos por los incidentes en el Congreso.


El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo que hoy que cuando “la Justicia determine si uno de los extranjeros cometió un delito”, las autoridades “agilizarán los trámites de expulsión” de los extranjeros detenidos, y ya liberados, por los disturbios en las inmediaciones del Congreso.

El Gobierno se encarga de agilizar los trámites para que la persona esté lo menos posible nuestro país“, explicó el funcionario en radio La Red, pero lo condicionó “a la determinación de un juez”.

“Entonces sí, se lo expulsa lo más rápidamente posible”, relató en relación a los cuatro inmigrantes detenidos y ya liberados, entre ellos dos venezolanos, un turco y un paraguayo.

Sobre los disturbios ocurridos fuera del Congreso, dijo: “No me gusta hablar si no tengo pruebas, pero no es casualidad que van dos veces que un sector de la oposición, qué sabe que pierde una votación en el Congreso, intenta suspender la sesión”. “Ahora, sí eso está vinculado o no con los hechos delictivos de violencia que se manifestaron afuera, yo no tengo certeza de eso, pero llama la atención que cada vez que están por perder una votación se usa el argumento de los disturbios afuera”, completó.

En tanto, en el mismo sentido que el ministro Frigerio, esta mañana el titular de la Dirección Nacional de Migraciones, Horacio García, sostuvo que las autoridades van a “cancelar la residencia” de los extranjeros detenidos por los incidentes en las inmediaciones del Congreso.

Por su parte, Anil Baran, el ciudadano turco a quien el gobierno argentino busca deportar, negó haber formado parte de los disturbios en cercanías del Congreso. Baran, de 27 años, dijo que “nunca” llegó “al centro”, ni estuvo “cerca, pese a que en (la calle) Humberto Primo me detuvo un policía motorizado”. “Me dispararon dos veces y después me retuvieron en el suelo”, continuó, en diálogo con Radio Con Vos.





Comentarios