La normativa establece que todas las terminales deben tomar el pago independientemente del operador al que pertenezcan.


Los comercios, puntos de venta de productos y servicios o profesionales que operen con POS, MPOS, PIN PAD o cualquier otro método de cobro electrónico deberán aceptar desde el jueves todas las tarjetas de débito, independientemente de la entidad que las emitió, para transacciones de 100 pesos o más.

Además, el Gobierno nacional amplió las alternativas para realizar pagos de forma electrónica al sumar las transferencias de pago electrónico inmediato (PEI), el Botón de Pago y la Billetera Electrónica.

El decreto también incorporó el código de respuesta rápida (QR) como medio de pago alternativo a partir del 2020. Así, desde el 1 de enero se podrá pagar con el celular en un kiosco, siempre y cuando el comercio adhiera a este servicio electrónico.

Los comercios o profesionales que acepten pagos a través de la utilización de los mencionados códigos QR no estarán obligados a aceptar de manera adicional los otros medios de pago dispuestos en el citado artículo, aclara la norma.

La medida se implementó por medio del decreto 933/18 publicado este miércoles en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, destacó la iniciativa al considerar que contribuye a la formalización de la economía, dado que todos los pagos electrónicos son registrados y que impulsa a la inclusión financiera no bancaria.

“La modificación del decreto 858 de 2016 es un paso muy importante en la promoción de la inclusión financiera y la formalidad en la Argentina”, dijo el administrador federal.

Cuccioli afirmó que esta decisión “dará a los comerciantes más herramientas para cumplir con la obligación de ofrecer medios de pago electrónicos y más opciones para el contribuyente” a la hora de abonar un producto o servicio.

La normativa estableció que todas las terminales deben aceptar el pago de todas las tarjetas de débito, independientemente del operador al que pertenezcan.

La AFIP recordó que había disminuido en un 50% las retenciones del IVA y Ganancias en todas las operaciones con tarjetas de débito.

“El camino para luchar contra la evasión es formalizar las transacciones. Este es un paso en esa dirección”, agregó el funcionario.

La normativa elevó de 10 a 100 pesos el monto mínimo para las operaciones de pago electrónico, independientemente del dispositivo. Este era un reclamo de los comercios.

“Algunos de estos cambios ya habían sido implementados a través de otras normas administrativas, pero ahora cobran mayor fuerza legal a través de este decreto firmado por el Presidente”, dijo la AFIP en un comunicado.

La ley 27.253 de 2016 había establecido en su artículo 10 el pago electrónico con tarjeta de débito. Ante la irrupción de estas nuevas tecnologías, el Estado dictó este decreto con el objetivo de regular su uso para beneficio y seguridad de los consumidores y los comercios.





Comentarios