La diputada utilizó su cuenta de Twitter para asegurar que "no condiciona ni disputa autoridad" con Macri.


Elisa Carrió habló sobre la polémica que generaron sus dichos contra el ministro Germán Garavano, a quien le pidió el juicio político y la renuncia, y aclaró que se trató de una “broma”.

“Yo no le pedí ni le voy a pedir la renuncia del Ministro Garavano al Presidente. Lo que dije esta mañana fue una broma, no condiciono ni disputo autoridad“, explicó la diputada a través de su cuenta de Twitter.

Si bien pidió “disculpas por la forma”, sí ratificó que ejerce “su facultad de diputada para pedir juicio político a los funcionarios establecidos por la Constitución Nacional”.

Además, sostuvo: “Voy a posponer por unos días la presentación del Juicio Político que ya hemos elaborado“.




Comentarios