"Me dijiste borracha, carnaval carioca y loca", dijo furiosa la actriz. La respuesta de la jurado fue muy conciliadora.


Antes de conocer cuál era el voto secreto para su baile, Esmeralda Mitre le hizo saber a Marcelo Tinelli que durante la devolución de Florencia Peña no se sintió nada cómoda. El problema fue que la jurado le dijo que estaba “loca como un plumero” y la actriz se lo tomó mal.

“No vengo acá a pelearme. Ante todo, la dignidad. Hice todo mi camino laboral así y no quiero estar a las patadas como si fuera un carnaval carioca”, disparó y agregó: “Ni tampoco estoy borracha como dijo Florencia Peña. A mí no se me dice borracha”.

Frente a este descargo, Flor quiso meter un bocadillo y la callaron. “¿Puedo decir algo?”, pidió, pero Mitre le respondió: “No, estoy hablando yo. Me dijeron loca y jugar con la salud mental me parece grave”. Además, le dijo que no iba a aguantar que la traten de loca y disparó: “Si ella está haciendo espejo conmigo, no sé, quizás debería ir al psicólogo”.

Finalmente, Peña pudo hablar y fue muy conciliadora. “¿Puedo hablar ahora? ¿Me permitís Esmeralda? Te quiero decir dos cosas: cuando te dije que estabas loca como un plumero, te lo dije desde el mejor lugar“, comenzó diciéndole la jurado, hasta que la participante la quiso interrumpir y su tono cambió. “Pará, dejame hablar a mí. Vos aceptaste este juego. Vos estás parada ahí y yo sentada acá, para juzgar“.

Ante esto, Mitre replicó: “Esto lo ven millones de personas. Hay que tener cuidado con lo que se dice. Me tuve que bancar un porrazo fuerte”. Sin embargo, destacó la actitud de la jurado por explicar que lo que dijo no fue con “mala intención”.






Comentarios