La joven de 15 años denunció que trataron de meterla en un auto a cuatro cuadras de su casa.


“Pienso que fue al voleo“, dijo la mamá de una adolescente de 15 años a la que intentaron secuestrar, luego de salir de un club a cuatro cuadras de su casa, en Berisso.

Era poco antes de las 20, cuando al volver de ver un partido de básquet en el Club Villa San Carlos se le apreció un auto gris con vidrios polarizados, denunciaron en la comisaría.

El vehículo la siguió unos metros y la chica pudo ver que en su interior iban varios hombres. Hasta que uno se bajó y quiso agarrarla del brazo. “Tenía una capucha negra y barba“, detalló la madre a Telefé.

Pero la joven pudo reaccionar y corrió de regreso Club. Entonces sufrió una descompensación y tuvo que ser asistida por los médicos emergentólogos.




Comentarios