Una madre y su bebé murieron por la caida de un árbol sobre su casa. Una mujer falleció por un ataque al corazón y un hombre electrocutado al intentar conectar un generador.


Al menos cuatro víctimas fatales ya se cobró este viernes el huracán Florence en Carolina del Norte, en la costa este de Estados Unidos.

La policía de Wilmington, población cercana al punto en donde hoy tocó tierra Florence como huracán de categoría 1, informó en su cuenta de Twitter que una mujer y su bebé fallecieron tras la caída de un árbol sobre su casa, mientras que el padre fue trasladado a un hospital cercano.

Por otro lado, ​el director del Departamento de Emergencias del condado de Pender, Tom Collins, confirmó que una mujer murió tras sufrir un ataque al corazón.

Según precisó Collins, el equipo médico no pudo llegar a tiempo hasta donde ella se encontraba debido a los árboles caídos que encontraron en el camino.

La cuarta víctima mortal es un anciano de 78 años que falleció cuando intentaba conectar un enchufe a un generador eléctrico en el condado de Leonoir, informó la oficina del gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, en un comunicado.

Calles anegadas por la caída de árboles. Foto: BLOOMBERG.

Se trata de las primeras víctimas mortales confirmadas a causa del ciclón en Carolina del Norte, que al momento de tocar tierra generaba vientos máximos sostenidos de cerca de 150 kilómetros por hora.

Las temibles ráfagas de viento y lluvias torrenciales del ciclón dañaron inmuebles y dejaron a cientos de personas atrapadas en medio de las aguas crecidas.

Cientos de casas se vieron dañadas por la caída de árboles. Foto: AFP.

Más de 60 personas tuvieron que ser sacadas de un motel a punto de colapsar y centenares más tuvieron que ser rescatadas de otros lugares debido a las inundaciones. Otros esperaban nerviosos a la espera de auxilio.

Centenares de personas fueron rescatadas debido a las inundaciones. Foto: REUTERS.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) indicó que Florence continúa su debilitamiento y presenta vientos máximos sostenidos de 120 km/h, con un lento desplazamiento hacia el oeste a 7 km/h.

Mapa de la costa este de EEUU con las zonas en alerta por marejadas e inundaciones provocadas por el huracán Florence (AFP)

A pesar que está perdiendo fuerza, el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, advirtió que el huracán “está causando estragos” en la costa y que podría incluso borrar del mapa a comunidades enteras a medida que “tarda días en su avance violento sobre nuestro estado”. Asimismo, calificó el suceso como algo que ocurre una vez cada mil años.

Los expertos vaticinaron que la crisis durará mucho tiempo debido a que el huracán está prácticamente estático, parado sobre el límite entre Carolina del Sur y Carolina del Norte.

Seguí el huracán Florence en vivo:​




Comentarios