Hizo un balance del primer año de gestión de Cambiemos al frente de la Casa Rosada. Afirmó que hubo que "desactivar muchas bombas, muchas más de las que esperadas".


El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, hizo hoy un balance del primer año de gestión de Cambiemos al frente de la Casa Rosada y si bien afirmó que hubo que “desactivar muchas bombas, muchas más de las que esperadas”, admitió que el desafío es reducir la pobreza ya que, en caso contrario, el gobierno habrá “fracasado”.

En diálogo con Radio 10, el funcionario nacional también destacó la capacidad de un gobierno que, con minoría en las cámaras legislativas y con sólo cinco gobernadores, ha “construido una gobernabilidad inédita” con una oposición que “mayoritariamente apuesta a la gobernabilidad”.

Como ejemplo puso a la discusión por la modificación del impuesto a las ganancias donde la “señal” que el país dio hacia afuera fue que “la mayor parte de la dirigencia es seria”, al tiempo que criticó a los sectores políticos que “han puesto palos en la rueda”.

Sobre la cuestión tributaria, confirmó que el año que viene se comenzará a trabajar en una comisión bicameral porque “hay que trabajar más sobre los impuestos que impactan sobre los que menos tienen, el impuesto al trabajo y el IVA”.

“La coyuntura económica siempre es un tema de campaña, siempre juega en el proceso electoral, y creo que también ahí vamos a tener la ventaja de una economía que se recupera”, explicó Frigerio en vistas al año que viene.


En esta nota:

Politica


Comentarios