Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, sólo en el 3% de los nacimientos que se producen en forma natural se utiliza anestesia.


El parto “respetado” es por ley un derecho de toda mujer pero en muchos hospitales públicos no es una alternativa real, ya que sólo en el 3 por ciento de los nacimientos que se producen en forma natural se utiliza anestesia, mientras que en los privados esa alternativa alcanza al 90 por ciento, según datos del Ministerio de Salud de la Nación y el sector privado.

Esta diferencia revela que hay un derecho que algunas mujeres pueden ejercer y otras no, según el lugar donde se atienden, lo que un sector de profesionales atribuye a la controversia no resuelta por la ley que rige en el sistema público, aunque otros señalan que el problema es la falta de anestesistas exclusivos en partos sin complicaciones.

“El 90 por ciento de la pequeña porción de mujeres (20 por ciento) que en el sector privado de la salud tienen a sus hijos por vía vaginal accede a la anestesia; mientras que esa opción alcanza a un 3 por ciento de las que verán nacer a sus hijos con parto normal en hospitales y maternidades públicas”, dijo a Télam Patricia Rosemberg, directora de la Maternidad “Estela de Carlotto”, que funciona en el partido bonaerense de Moreno.

La directora ejecutiva de ese servicio público considerado “modelo en su tipo en el país” señaló que los datos del sector público “se desprenden del Sistema Informático Perinatal de la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia mientras que el dato del sector privado se extrae de la facturación de obras sociales y prepagas, por ser la anestesia una práctica paga que figura por nomenclador”.

El “parto normal con anestesia” no está normatizado en el sistema público e incluso advirtió que la Organización Mundial de la Salud (OMS) “no recomienda la peridural” en esos casos.




Comentarios