El insólito hecho ocurrió en Tucumán. El hombre quiso hacer una broma y ahora deberá declarar ante la justicia. 


 Un hombre de 60 años fue detenido en el aeropuerto de Tucumán tras hacer un comentario en el mostrador de una empresa de aviación que fue interpretado como una amenaza de bomba, por lo que se activó el protocolo de seguridad y la estación aérea quedó cerrada durante varias horas.

El hecho comenzó a última hora de la tarde de ayer en el aeropuerto Benjamín Matienzo de la capital provincial, cuando un hombre se acercó a un mostrador de Latam para averiguar sobre el horario de llegada de un vuelo y, según los empleados del lugar, dijo: “vine a esperar a mi suegra, si se cae el avión es porque yo puse una bomba”.

En cambio, Silvia Furque, la abogada del detenido, aseguró que la frase fue la siguiente: “en ese avión viaja mi suegra, lo único que falta es que haya una bomba”.

El comentario del hombre, que habría intentado ser jocoso, desencadenó un escándalo que derivó en múltiples inconvenientes.

El aeropuerto fue cerrado preventivamente, mientras se dispuso que los pasajeros del vuelo 4156 de Latam, un Airbus A320 procedente de Buenos Aires, esperaran sentados en sus asientos más de una hora, a la vez que otro avión de Aerolíneas Argentinas era desviado a Córdoba.

El acusado fue trasladado esta mañana a los Tribunales Federales de Tucumán, para declarar ante el juez Daniel Bejas, que investiga el incidente.




Comentarios