Se trata de Ernesto Morales, quien horas después de su infracción recuperó la libertad.


El protagonista de este video viral es Ernesto Morales, un efectivo de la policía local de Ezeiza que fue escrachado por una compañera tras consumir cocaína en un patrullero y terminó echado de la fuerza.

Los 45 segundos de imágenes exhiben la impunidad con la que Morales inhaló el estupefaciente mientras una colega lo filmaba con el celular. Sin embargo, jamás se imaginó que ella misma le haría llegar el video al jefe de la policía local Damián Salas, quien a su vez lo reenvió al secretario de Seguridad Gabriel Lamonico.

Según explicó el propio Lamonico a Infobae, cuando tomó conocimiento de lo que estaba ocurriendo se pidió una orden de requisa a la UFI descentralizada. La fiscal a cargo, María Garrido, autorizó la solicitud y la fuerza policial fue en busca del acusado.

En el lugar se secuestraron los restos de la cocaína que Morales había consumido, a la vez que el hombre fue detenido y trasladado a la fiscalía. Allí se le inició una causa por infracción de la ley 23.737 de estupefacientes y horas más tarde recuperó la libertad.

“Vamos a pedir una medida ejemplar”, aseguraron desde Ezeiza.


En esta nota:

Policiales



Comentarios