Según publicó Ámbito Financiero, a principios de febrero una sargento de la Policía Bonaerense alertó a sus superiores sobre la planificación. Los detalles.


Luego de que Gabriela Michetti revele este lunes que una investigación policial detectó un plan para secuestrar a su padre, el diario Ámbito Financiero publicó que un individuo de raíces gitanas sería el principal sospechoso

Esta información se desprende del aviso que dio a principios de febrero una sargento de la policía bonaerense, quien alertó a sus superiores sobre un remisero que fue consultado por un “reconocido agenciero” por una vivienda “para tener secuestrado por unas horas al viejo Michetti”,

A raíz de esta advertencia, además de disponerse una custodia en el domicilio particular de los Michetti, se abrió una causa en la que tomó intervención la fiscalía federal de Azul, a cargo del doctor Pablo Larriera. 

El propio Larriera dispuso medidas para esclarecer el caso, entre otras la intervención telefónica de algunos de los mencionados. Y resultó ser que el famoso “agenciero” al que se había referido el remisero no era otro que uno de los integrantes de la familia Traico.

“Son reconocidos gitanos de la zona que se dedican a la venta de automotores usados”, confió una fuente policial sobre los Traico.

Para colmo, voceros judiciales de Azul revelaron que “tienen un frondoso prontuario por delitos que van desde robo de automotores hasta secuestros virtuales, utilizando el clásico recurso de las lloronas al momento de efectuar las llamadas con las que intimidan a sus víctimas, haciéndoles creer que tienen cautivo a un allegado”.

No obstante, los investigadores a cargo aseguraron que “aún no está confirmado que el plan haya existido realmente, seguramente hubo una bravuconada tendiente a provocar una reacción, pero no se logró recabar datos fidedignos que permitieran inferir fehacientemente la existencia de una planificación criminal, es todo muy raro”.

Mario Michetti es un médico jubilado de 78 años que se mueve sin seguridad a pesar de su parentesco con la vicepresidenta de la Nación. El profesional de la salud padece alzheimer, por lo que su entorno debe tomar especiales recaudos para monitorear sus movimientos.





Comentarios