Los clubes tienen el apoyo del Gobierno para comprar jugadores de elite y contagiar a los futbolistas locales.


El fútbol chino está muy cerca de fichar a Carlos Tévez y a Oscar Romero, de Racing. Y hace unas horas salió a la luz la intención del Hibei Fortune de tentar a Lionel Messi con 100 millones de euros por año libres de impuesto. Pero no piensan parar. El fútbol es política de estado.

Lo cierto es que China “rompió” el mercado del fútbol. Obviamente, Messi y Cristiano Ronaldo son los futbolistas que más dinero ganan en el mundo. Pero luego le siguen Ezequiel Lavezzi, Hulk y Ramires en el ranking. Todos juegan en el país asiático.

Hace un par de años, la liga china solamente aspiraba a llevarse a futbolistas de más de 33 años para que terminen sus carreras con buenos sueldos. Pero desde el año pasado, rompieron con esa estructura y pasaron a fichar a jugadores más jóvenes que rozan al “elite”.

La última gran compra del fútbol chino es la de Oscar, futbolistas brasileño del Chelsea. Aunque restan detalles del contrato del jugador, el Shanghai SIPG desembolsará 70 millones de euros para quedarse con el pase del volante de 25 años. Y seguramente estará entre los mejores pagos del mundo, como Tevez que cobrará más que Lavezzi y casi igualará el sueldo neto de Messi en el Barcelona.





Comentarios