Se estrelló el 19 de mayo en el mar Mediterráneo con 66 personas a bordo cuando iba hacia El Cairo.


“Rastros de explosivos” fueron hallados en algunos cadáveres del avión de la aerolínea egipcia Egyptair que se estrelló el 19 de mayo en el mar Mediterráneo con 66 personas a bordo, cuando cubría el trayecto París-El Cairo, anunció hoy la comisión de Egipto que investiga el hecho.

El comité de investigación que realizó el descubrimiento ha remitido el caso a la Fiscalía de Egipto, según indicó un comunicado del organismo citado por la agencia de noticias EFE.

La aeronave, un Airbus 320 de la compañía egipcia que cubría la ruta París-El Cairo, se estrelló en el mar Mediterráneo después de haber desaparecido de todos los radares, y poco después de enviar una señal de socorro.

Una vez recuperadas las cajas negras del aparato, las primeras escuchas de las conversaciones de los pilotos demostraron la mención de un incendio antes de que se produjera el incidente, según informó el pasado mes de julio el Ministerio de Aviación Civil egipcio.

Las causas por las que el avión se estrelló todavía aún no fueron aclaradas.

En septiembre pasado, expertos del Instituto de Investigación Criminal de la Gendarmería Nacional francesa (IRCGN) encontraron rastros de TNT en los restos de la aeronave.





Comentarios