En caso de aprobarse el proyecto que tiene media sanción en Diputados, por tratarse de un impuesto coparticipable, las provincias deberán afrontarlo.


A minutos de empezar el debate en la Cámara de Senadores que tratará el nuevo proyecto de ganancias, Mauricio Macri apunta a una estrategia de presión contra los gobernadores: no vetaría la ley, en el caso de que fuera sancionada sin cambios en la cámara alta. 

En ese caso el Gobierno le pasaría la responsabilidad a los gobernadores, ya que la recaudación del Impuesto a las Ganancias es coparticipable, y las provincias recibirían muchos menos fondos que los que perciben actualmente. 

El proyecto tiene media sanción de Diputados y la oposición buscará hoy que avance en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la cámara alta, donde ese espacio tratará de emitir dictamen. 

Por otra parte, está previsto que los gobernadores empiecen a exponer a partir de las 12. Se espera la presencia de Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Schiaretti (PJ-Córdoba), Omar Gutiérrez (MPN-Neuquén),críticos de la iniciativa, y los peronistas Carlos Verna (La Pampa) y Mario Das Neves (Chubut), quienes acusan que hubo “presiones con la chequera” de parte del Poder Ejecutivo a las provincias para bloquear la sanción del proyecto.





Comentarios