La joven le mostró al fiscal cómo se carga el arma utilizada para perpetrar el crimen.


El caso de Nahir Galarza, la joven acusada de asesinar a su ex novio Fernando Pastorizzo, sigue sumando nuevos capítulos. Este sábado se difundieron los aterradores detalles de la confesión de la muchacha, difundidos por el diario El Día de Gualeguaychú.

Entre otras cosas, Nahir demostró su capacidad para cargar el arma que habría utilizado para matar a su ex pareja, además de ahondar en lo sucedido el día que se cometió el crimen.

En este acto muestra cómo se arma un arma de fuego y explica que se saca primero el seguro y luego se agarra arriba, se tira para atrás y se suelta y con esto está lista el arma”, explica la transcripción de la declaración de la chica de 19 años.

Este testimonio fue el que derivó en su inmediata detención, cerca de la medianoche del 29 de diciembre.

Al hecho lo cometí yo sola. Cuando salimos de la casa, la que le disparó fui yo. Lo hice con el arma de mi papá, que estaba arriba de la heladera, donde la pone siempre”, aseguró en su confesión al fiscal Sergio Rondoni Caffa. “Los dos disparos los hice con esa arma. Di una vuelta a la manzana y volví caminando a mi casa. Dejé el arma en su lugar sin que mi padre se diera cuenta y me fui a acostar”, añadió.

Actualmente, Nahir está acusada de “homicidio agravado por el uso de arma y por la relación de pareja”, que contempla como pena la prisión perpetua. La estrategia de la Defensa consiste en demostrar que ya no había una relación sentimental para atenuar una posible condena.

Estas declaraciones se contradicen con las que la misma joven había realizado como testigo ante el fiscal, en el inicio de las investigaciones. En aquella ocasión, no solo no confesó sino que intentó desviar la atención con diversas coartadas.




Comentarios