El juez de Garantías Guillermo Biré reveló detalles de la joven detenida por el crimen de Fernando Pastorizzo.


Mientras permanece en la Comisaría del Menor y la Familia de Gualeguaychú (al menos hasta el 4 de marzo), y luego de que rechacen el pedido de prisión domiciliaria, se conocieron detalles de la intimidad de Nahir Galarza en prisión.

“Se le permitió que la familia le lleve la comida. Yo no tuve inconvenientes, sólo aclaré que llevarle comida no sea una excusa para una visita. La comida se entrega delante de la comisaría, la recibe la policía y después se la llevan a la celda”, explicó el juez de Garantías Guillermo Biré al diario local El Día.

La semana pasada, en diálogo con Clarín, los abogados defensores Víctor Rebossio y Horacio Dargainz contaron que más allá de los alimentos que la joven recibe de sus padres, también le ofrecen una dieta racionada.

“Es exactamente lo mismo que los funcionarios policiales en la jefatura. Porque se hace una sola comida para todos. Si comen guiso, todos comen guiso. Si comen fideos con papas, todos comen fideos con papas. Y así”, reveló Dargainz.

“No es que come solamente lo que le lleva la mamá. Los padres le llevan la comida, no la pueden ver, y se la dejan. Cualquiera de nosotros, en cautiverio, entre comer la comida de la cárcel y si te dejan comida –porque te la pueden dejar una vez requisada– elige lo segundo. Está teniendo, obviamente, la contención familiar como cualquiera se la daría a su hijo”, explicó a Clarín Jorge Zonzini, vocero contratado por la familia Galarza.

Los familiares le llevaron a la joven un colchón, pero no les permitieron que se lo quede. Nahir no podía dormir porque el colchón era muy finito y la cama es una estructura de cemento.

Además, el propio Zonzini remarcó que “no tiene ningún sistema de privilegios y lo único que hace es leer mucho. Estudia, prepara sus materias, y está leyendo libros sobre cuestiones místicas, metafísica, numerología y temas que tienen que ver con predestinación y karma”.

En cuanto al semblante de Nahir durante su estadía en la cárcel, el juez Biré aseguró: “Está seria, callada, hablé con ella, le pregunté cómo estaba, qué necesitaba, y me contestó a lo que le preguntaba, obviamente que nada relacionado a la causa”,




Comentarios