Fue un episodio embarazoso que casi termina en tragedia para la actriz.


Cuando a una persona corriente le pica alguna zona del cuerpo, por más vergonzosa que sea, se rasca y listo. Pero cuando esto le ocurre a la protagonista de “Los Juegos del Hambre”, su reacción puede ser muy peligrosa.

Durante el rodaje de la saga, dirigida por Gary Ross, en Hawai, la actriz –según contó en “The Graham Norton Show”, un programa de la televisión británica- necesitaba aliviarse un picor que sentía en un lugar muy inapropiado (su trasero) y casi mata a alguien por hacerlo.

Leé la nota completa en Rumbos Digital.




Comentarios