Iniciaron una una medida de fuerza porque el gobierno de Vidal no realizó ninguna oferta.


Trabajadores enrolados en la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) iniciaron hoy una medida de fuerza por 48 horas en reclamo de una “urgente convocatoria a la mesa de negociación salarial, para acordar incrementos para los últimos meses del año”.

El sindicato, que ya había cumplido la semana pasada una medida de fuerza, intensificaron los reclamos luego de que la gobernadora María Eugenia Vidal, que ayer cerró la paritaria con el estatales para 2017, no realizó en la última reunión ninguna oferta salarial.

Además, la mandataria aseguró que la Provincia no cuenta con el dinero necesario para afrontar el pago de un bono de fin de año acordado entre la CGT y el gobierno nacional.

El paro afectaba la normal prestación del servicio de justicia en las 18 departamentales de la provincia.

Dirigentes de la AJB admitieron que con esta medida ese sector “aumenta su conflictividad por la falta de convocatoria”.

Los judiciales demandan un incremento del 12,5 por ciento para el último tramo del año, lo que elevaría el salario en un 40 por ciento en 2016.





Comentarios