Un perro se hizo el enfermo para que sus dueños no vayan a trabajar



Parece una historia de ficción pero es cien por ciento real. ¡Mirá!

Increíble pero cierto: un perro se hizo el enfermo para que sus perros no vayan a trabajar y se queden en casa con él.

Longhurst y Salsberry son los dueños de Sully, que el día de la actuación digna de un Oscar empezó a toser y ahogarse.

La pareja se preocupó y se tomó el día para llevar a su mascota al veterinario, pero éste les confirmó que se encontraba en perfecto estado.

“Después de 85 dólares, nuestro veterinario nos dijo que nuestro perro tenía una tos falsa por la que pedía atención. (Y funcionó)”, escribió Longhurst en su cuenta Instagram.

Estamos bastante seguros de que él sabe que sabemos que lo estaba fingiendo“, dijo Longhurst al portal Buzzfeed.

Lo amamos tanto que probablemente aprendió que si actuaba de forma extraña o diferente alguien pasaría el día con él. Todo lo que podemos decirle a Sully es que hemos estado allí”, afirmó.

¡Un actorazo!