Las heridas se curan más lento si ocurren de noche



Así lo determinó un estudio británico. 

Si uno se corta o se quema durante el día, las heridas sanan mucho más rápido que si esto ocurre por la noche, revela un estudio publicado el miércoles que muestra la importancia del reloj biológico en el proceso de curación.

El descubrimiento podría tener aplicaciones en las intervenciones quirúrgicas y proporcionar objetivos para nuevos tratamientos que aceleren la curación, creen los investigadores del Laboratorio de Biología Molecular en Cambridge, Reino Unido.

Su trabajo aparece en la revista médica estadounidense Science Translational Medicine y es el primero en mostrar cómo nuestro reloj biológico interno actúa en la recuperación de las células de la piel.

Para el profesor John O’Neill del Laboratorio de Cambridge, este fenómeno “podría indicar que el organismo humano ha evolucionado para acelerar la curación durante el día, un período en que el riesgo de lesiones es mucho mayor”.

Este reloj, o ritmo circadiano, regula casi todas las células del cuerpo humano de acuerdo con los ciclos de 24 horas que determinan muchos procesos biológicos, como el sueño, la secreción hormonal y el metabolismo.

El hecho de que las células de la piel se desplazan mucho más rápido en el día hasta el lugar de la lesión para repararla es la principal razón de la curación acelerada.

Además, estas células experimentan una mayor actividad interna, en la que las proteínas juegan un papel clave en la curación.

Finalmente, el colágeno, la principal proteína que forma la estructura de la epidermis, se deposita en mayor cantidad en la herida durante el día.