Así lo confirmó el titular de la Inspección General de Justicia (IGJ), Sergio Brodsky.


El titular de la Inspección General de Justicia (IGJ), Sergio Brodsky, confirmó este martes que el organismo intimó a la empresa Odebrecht Argentina a presentar sus balances correspondientes a 2015 y 2016.

A su vez, ​ señaló que, en su balance de 2014, “no se advierte ninguna actividad de obra pública”, cuando en ese momento ya tenía participación.

Estos datos serán parte de la información que la IGJ entregará antes del lunes próximo al juez federal Sebastián Casanello en el marco de la causa que investiga el contrato para la construcción de las plantas potabilizadoras de Aysa, para lo cual se presentó ayer espontáneamente luego de que trascendiera en los medios una denuncia realizada por la diputada Margarita Stolbizer sobre el extravío de documentación de la IGJ en ese expediente.

Además, en el marco del análisis de los legajos de Odebrecht Argentina surgió también que, si bien el balance correspondiente al 2014 de la empresa “fue presentado y aprobado, no se advierte allí ninguna actividad de obra pública, cuando, por lo que se puede leer en las noticias ya tenía adjudicaciones”, indicó el titular de la IGJ.

En ese marco, detalló además que la constructora brasileña opera en el país con dos estructuras paralelas, una de ellas Odebrecht Argentina y, la otra, sucursal de la casa matriz.


En esta nota:

Politica Titulares


Comentarios