Sucedió en Sierra de los Padres. El dinero era de una empleada doméstica que tiene una hija con leucemia.


Una vecina de Sierra de los Padres encontró en la calle 20.000 pesos y 4.000 dólares en una bolsa, y luego de publicar el hallazgo en su cuenta de Facebook se contactó con la dueña, que al mismo tiempo había hecho desde Mar del Plata un pedido desesperado donde señalaba que el dinero extraviado estaba destinado a la operación de su hija, enferma de leucemia.

​”Acabo de encontrar bolsa grande con $20.000 y algo más. Por favor si alguien les comenta que perdió esa suma y puede acreditar que es suya, detallando color y ese algo más que contiene dentro, comuníquense conmigo”, publicó Catalina en su muro de Facebook.

La mujer había encontrado el dinero cerca de la iglesia del barrio, mientras les daba de comer a unos perros de la cuadra. “Cuando me acerqué a uno de los perros vi tirada a un costado una bolsa roja como las que se usan para residuos en los hospitales“, contó Catalina a Télam. Y agregó: “Nunca toco basura, pero agarré la bolsa para tirarla en otro lugar, y la abrí sin saber qué iba a encontrar. Vi toda esa plata y unos papeles todos borroneados, como mojados, imposibles de leer. Eran de una historia clínica. Y había una foto de una nena”.

​”La plata simplemente no era mía. Así que decidí publicarlo. Si no aparecía el dueño en una semana, la iba a donar a un comedor o a un refugio para perros”, reconoció Catalina que, gracias a usuarios de Facebook, pudo llegar a Lorena Yapur, una empleada doméstica de Mar del Plata, que había publicado un mensaje desesperado en el portal Banca 25, un foro local de intercambio de información.

“Por favor es urgente, ayer fuimos con mi familia por Sierras, mi hija tiene leucemia, necesita un auto trasplante urgente, estamos juntando fondos, ayer vendimos el auto a un hombre de Sierras, nos pagó con pesos y dólares, nos dio la plata en una bolsa de consorcio mediana roja, había 4.000 dólares estadounidenses y 20.000 pesos argentinos”, había escrito desesperada Lorena.

Cuando finalmente pudieron ponerse en contacto el viernes por la noche, gracias a la intervención de otro vecino que vio a Yapur y a su hija en la zona, Catalina no tuvo dudas de que estaba frente a la dueña de la plata: “Me describió todo: el color de la bolsa, el monto de los billetes, y los papeles de la historia clínica”.


En esta nota:

Sociedad Mar del Plata




Comentarios