El proyecto también apunta a los argentinos que son del interior y viven en Buenos Aires; prevén entregar tierras y planes sociales.


Con el objetivo de terminar con la concentración de la población argentina en Buenos Aires, el Gobierno empezó a trabajar en un plan para trasladar a los inmigrantes extranjeros y los argentinos del interior que viven en el conurbano bonaerense o en la Capital Federal hacia centros urbanos o zonas rurales de las diferentes provincias.

El denominado “proyecto de reorientación de los flujos migratorios internos de la Argentina” contemplará una fuerte campaña de concientización para trasladar al interior del país a aquellos inmigrantes que realizan sus trámites de radicación y para los que ya están viviendo en el Gran Buenos Aires o en la Ciudad de Buenos Aires, al igual que los argentinos del interior que están en esa misma zona​.

La iniciativa prevé desde el ofrecimiento de tierras del Estado en diferentes provincias hasta programas sociales, asistencia sanitaria y educativa.

las principales corrientes migratorias que se instalan en Buenos Aires provienen en su mayoría de Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia, Brasil, Uruguay y Chile. A la vez, ha crecido el número de inmigrantes de China, Corea del Sur y Japón.


En esta nota:

Sociedad




Comentarios