Ocurrió en Río Negro. Se presume que habría entrado para jugar y no logró salir.


Un niño de siete años, que estaba desaparecido desde ayer, fue hallado muerto esta mañana en el freezer del negocio de sus padres, ubicado en la localidad rionegrina de San Antonio Oeste. Según informó el diario Río Negro,  había salido a jugar con sus amigos y no volvió a su hogar.

Luego de que no volvió a su casa, la madre de Jairo Rodrigo De Mora se presentó ayer en la comisaría para denunciar su desaparición. El cadáver del nene fue hallado en un freezer colocado en la vereda de un almacén y carnicería, propiedad de sus padres, alrededor de las 5 de la mañana.

Los padres fueron llevados a la comisaría a prestar declaración, aunque en principio se cree que la víctima habría ingresado al freezer a jugar y murió congelado.






Comentarios