Más de 35 mil protestantes se lanzaron a las calles para exigir la renuncia de Temer y lograron incendiar parte del Ministerio de Agricultura.


El gobierno brasileño ordenó hoy enviar tropas federales a Brasilia para reprimir a los grupos de manifestantes que participan en una masiva protesta contra el presidente Michel Temer.

“En este momento ya hay tropas federales aquí, en el palacio de Itamaraty [sede de la cancillería], y ya están llegando tropas para asegurar la protección de los edificios ministeriales“, sostuvo el ministro de Defensa, Raul Jungmann.

“El Presidente de la República resalta que es inaceptable el vandalismo, que es inaceptable el descontrol, y que no permitirá que esos actos perturben un proceso que se desarrolla de forma democrática y con respeto de las instituciones”, agregó Jungmann.

Más de 35 mil personas protestan en la capital para exigir la salida de Temer. Grupos de manifestantes atacaron a pedradas varios ministerios a lo largo de la Explanada que conduce al Congreso e incluso lograron incendiar parte del Ministerio de Agricultura.


En esta nota:

Brasil Titulares




Comentarios