Por orden del juez Sebastián Casanello, buscaron documentación en la causa que investiga el supuesto pago de sobornos para la adjudicación de obras.


La Justicia Federal allanó este miércoles las oficinas de la constructora brasileña Odebrecht en Buenos Aires, luego de que se impusiera secreto de sumario en la causa en la que se investiga el presunto pago de sobreprecios y sobornos en la construcción de una planta potabilizadora de Aysa.

A su vez,  la reunión que el Gobierno, a través del Ministerio de Justicia, tenía previsto realizar hoy con representantes de Odebrecht para avanzar en las tratativas para que la constructora aporte información que, a su vez, la Oficina Anticorrupción derivará a la Justicia, fue reprogramada para la semana próxima en virtud de los allanamientos que tuvieron lugar este mediodía.

A través de un comunicado de prensa difundido esta tarde, la empresa Odebrecht aseguró haberse presentado el 9 de este mes en el juzgado a cargo de Sebastián Casanello -donde tramita el expediente en el que fueron ordenados hoy los allanamientos- y ofrecido “colaborar de forma amplia y definitiva con las investigaciones”.

“La empresa reafirma su posición en colaborar con la justicia y espera reconquistar la confianza de la sociedad con una actuación empresarial íntegra, ética y transparente”, expresó Odebrechet en el comunicado que difundió públicamente para confirmar los allanamientos en sus oficinas ubicadas en el piso 32 de la torre ubicada en la avenida Leandro N. Alem 855 del barrio porteño de Retiro.


En esta nota:

Politica




Comentarios