Garavano y Laura Alonso reciben a los abogados de la empresa. 


A pocas horas de un nuevo encuentro entre el ministro Germán Garavano y Laura Alonso con los abogados de Odebrecht, las negociaciones con la empresa para obtener más datos sobre las coimas en la Argentina, estaría entrando en una zona de discordia.

Odebrecht condiciona el aporte de la información sobre el pago de sobornos en la Argentina a cambio de inmunidad judicial para sus ejecutivos por los delitos que cometieron en el país. Pero también la compañía pretende impedir cualquier tipo de investigación sobre irregularidades en sus contratos a futuro, si es que continúa operando en el país.

Desde el Ejecutivo consideraron que sería “una locura” firmar el acuerdo propuesto por los brasileños, ya que podría implicar graves problemas judiciales para los funcionarios que se animen a firmarlo. Desde la empresa, en cambio, remarcan que este tipo de acuerdos ya fue homologado en distintos países de la región.


En esta nota:

Politica




Comentarios